Nuevas actividades se están poniendo en marcha en el campo. Se han iniciado un servicio de barbería y un taller de maquillaje. Los niños han podido disfrutar también, por una tarde, de la actuación de un grupo de payasos. Es sorprendente como, en este entorno, el acto más natural se enroca para nacer y presentarse como un hecho extraordinario.

En la habitación del almacén donde se almacenan los zapatos, a diario se revisan, emparejan y clasifican centenares de ellos. Cada voluntario ya se sabe de memoria la tabla de equivalencia de tallas y cada cajón numerado guarda los pares en buen estado preparados para su entrega.

La ropa de invierno almacenada también crece en número de cajas, pronto llegará la época de lluvias y las prendas de manga larga no tardarán mucho en ser necesarias.

Precisamente sobre la situación del campo con el cambio del clima en este entorno boscoso se habló en una charla ofrecida a los voluntarios por un representante de ACNUR. Afirmó que la situación deberá mejorar y que “ningún refugiado pasará el invierno en Filippiada en jaimas”. Aseguró que se construirán estructuras más sólidas y las familias que continúen aquí en invierno lo harán bajo teja.

En esta misma reunión, se dieron datos, muchos números e información sobre las diferentes situaciones a las que se enfrentan los refugiados en función de su país de origen y sus posibilidades de traslado a otros países europeos.

De acuerdo con la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, un refugiado es una persona que “debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de su país; o que careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él”.

La situación en Grecia, según ACNUR, no es de una crisis humanitaria (en la reunión se nos indicó que el número de refugiados en suelo griego era de 45.000 pero según los últimos datos del Centro de Coordinación para los Refugiados en Grecia el número supera los 54.000). El representante de la ONU indicó que, por número de individuos, la situación no tiene el carácter dramático que sí tiene por ejemplo la zona fronteriza entre Uganda y Sudán del Sur (con un número de refugiados sursudaneses que en los próximos meses podría llegar al millón).

También comentó la preocupación por las condiciones de los 2´5 millones de refugiados en suelo turco.

Se nos informó a su vez del funcionamiento de dos de los programas existentes en la UE para la asistencia y protección de los refugiados:

– Reagrupación familiar. Válido para todos los refugiados, sea cual sea su nacionalidad de origen, que posean un familiar cercano actualmente residiendo en un país de la UE.

– Reubicación o “EU Relocation”. Programa válido sólo para sirios e iraquíes. Es un proceso interno de la UE, en el que los Estados miembros ayudan a otro Estado miembro a hacer frente a la presión de albergar una población relativamente grande de refugiados. En especial a aquellos países en las fronteras de Europa.

No podemos negar la profesionalidad y los conocimientos que los especialistas de ACNUR muestran sobre este tipo de situaciones pero, de igual forma, nos resistimos a adoptar su visión puramente numérica de los conflictos y los dramas humanitarios.

Para poder entender y atender mejor a los damnificados, nos será necesario conseguir un arma, un insólito instrumento cargado de razón que nos permita reconvertir los números en personas.

Ataquemos las cifras, sorteemos las estadísticas, entendamos que los problemas de las personas no son lineales ni se comportan según las propiedades matemáticas.Y así comprenderemos al otro cuando, agradeciendo nuestro esfuerzo, en silencio nos diga: líbrame de tu mirada si sólo la empleas para calcular nuestra distancia.

#Through_Refugee_Eyes